COMUNICADO DE PRENSA -15 NOVIEMBRE 2001

HUGO JUAREZ CRUZZAT Y OTROS V. PERU

AUDIENCIA ANTE LA COMISION INTER-AMERICANA DE DERECHOS HUMANOS


[Washington, D.C.]

El día de ayer, Miércoles Noviembre 14, testigos de la masacre del penal de Castro Castro que tuviera lugar en 1992, dieron su testimonio ante la Comisión Inter-americana de Derechos Humanos. La audiencia se llevó a cabo en la sede de la Comisión, órgano de la Organisación de Estados Americanos.

La señora Avelina García, madre de un prisionero sumariamente ejecutado por las fuerzas de seguridad peruanas durante el ataque, viajó a Washington desde Lima para denunciar la carnicería que se dio allí hace casi diez años. Al describir los eventos la señora García dijo: "Yo no sabré leer ni escribir pero lo que pasó quedará grabado por siempre en mi mente".
La anciana relató como ella y otras madres fueron a visitar a sus hijos en la prisión muy contentas anticipando el encuentro con ellos por el día de la madre, sólo para encontrar al llegar, que fuerzas combinadas del ejército y la policía habían cercado el perímetro y la entrada al penal. En desesperación y angustia, los familiares permanecieron fuera de la prisión imaginando los horrores que se estaban dando al interior mientras veían que cohetes eran lanzados desde helicópteros artillados al interior del pabellón 1A.

"A pesar de que los soldados nos seguían con tanquetas y balas corríamos pero vuelta regresábamos"-explicaba. Permanecieron allí por exactamente 3 noches. "Dormíamos sentados en el suelo, por la noche la gente que vivía por allí nos traía a veces, café para el frío. Yo no sentía hambre, cuando caía no sentía dolor, sobrevivía solo tomando agua".

Una vez que el ataque hubiera terminado, con sentimientos combinados de esperanza y dolor la señora Avelina buscaba a su hijo sólo para encontrarlo tirado detrás de una puerta, dentro de un bolsa plástica en la morgue de Lima. "Su cara estaba hinchada como con bolsas de agua y su cabello y su cuerpo quemado. Su cuerpo ya pudriéndose. No podía reconocerlo". Una sobreviviente dio testimonio sobre los hechos. Entre estos hechos estaba el como los agentes del Estado se ensañaban con los heridos echándoles querosene y petróleo en sus heridas abiertas mientras amenazaban con quemarlos vivos. El equipo legal que actuó representando a las víctimas a nombre de REDRESS estuvo conformado por Mónica Feria, del Centro de Investigación de Derecho Internacional Lauterpacht de la Universidad de Cambridge y representante legal de las víctimas en este caso, el Profesor Vaughan Lowe, Profesor Chichele en Derecho Internacional de la Universidad de Oxford y abogado que presentó los alegatos durante la audiencia, y Donald Glascoff, de la firma Cadwalader, Wichersham and Taft, consejero legal para la audiencia.

Al darse por terminada ésta, los representantes reconocieron: "Ahora estamos en una situación en la que la Comisión considerará este caso, después de analizar algunos papeles más que estamos por presentar ante ella. La Comisión entonces tomará la decisión de si refiere o no el caso a la Corte Inter-Americana." Según la práctica de la Comisión los casos en que se encuentran violaciones de la Convención Americana son remitidos a la Corte al menos que exista una buena razón para no hacerlo.

Para más información contactar:

Carla Ferstman Directora legal de REDRESS , Londres. +44- 207 329 7322